Soplo celestial

ciencia y tecno 17

Con todos los pelos sobre su cara e intentando inútilmente de despejarlos con sus manos porque volvían a enredarse y cegarla, una queja pronostica el porqué de la cuestión:

“Papá, no puedo ver. ¡El cielo me está soplando!”

Anna, 4.

Y así continúo ese día con soplos moderados de norte a sur, algo nublado y con muchas probabilidades de risas gracias a nuestra pequeña gran meteoróloga.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s