Espejito, Espejito…

esto y aquello 17

– ¿Papá, alguna vez te preguntaste qué hay detrás de la vida en el espejo? Yo a veces tengo miedo de pasar muy rápido y no ver mi reflejo.

Teresa (8) Argentina.

¡De verdad que mucho le debemos a un reflejo– ya sea de cristal o fotográfico! Y no se trata de vanidad para seguir un consejo o tapar un complejo. Sino de frenar y no dejar la vida pasar sin observar y reflexionar.

Espejito, Espejito, ayúdame siempre a pausarme un poquito.

 

La vida (de grandes y peques) es un rompecabezas

amor y familia 17

– Mami, ¿en tu época había rompecabezas?

– Sí.

– Con razón sos tan buena.

Gemma (6) España

Que dude si nuestra generación jugaba a algo que ni siquiera se enchufa, provoca romper en pedacitos nuestros documentos de identidad. Pero su pequeña gran admiración nos desarma de amor y hace notar que un simple rompecabezas puede unir generaciones además de piezas.

Con permiso

educación 17

– Mami, quítate.

– No, Isabella, se dice “com-per”.

– Com-per…dón, Mami, pero ¡quítate!

Isabella (3) México

Educar implica tener voz de mando. Saber de quién es esa voz implica tener un gran sentido del humor y así reconocer que la más pequeña puede sorprendernos “com-per”… sonalidad.

Un mundo libre de E.L.A – 21/6

Desde la puerta de su cuarto, veo que aun no se duerme y tiene los ojos fijos en el techo. Nota mi presencia y, firme y enfadado, me sentencia:

– ¡Mamá, vos SÍ podés curar a la abuela! Le ponés una crema ¡y listo!

Alec (4) México

Los hijos piensan que las mamás podemos curar y sanar todo. Pero la Esclerosis Lateral Amiotrófica (y otras crueles enfermedades) nos obligan a mostrarnos frente a ellos débiles, vulnerables, impotentes, tristes y, como todos, mortales.

Día Internacional de la E.L.A. Informarse, y sumarse al equipo mundial para encontrar la cura, es un acto solidario. http://www.asociacionela.org.ar/

Dia de la ELA frame

La famosa semillita

 amor y familia 17
Interrumpe su explicación sobre la semillita que dejó embarazada a la mamá para ir a hacer pis. Su pequeño gran interlocutor le advierte y previene:
– Papá, ¡cuidado que no se te caiga la semillita en el baño.
Joaquín (6) Argentina
Alguien “entendió” que hay que velar por el futuro de las germinaciones-digo, generaciones.
A veces, cuando sembramos aclaraciones, sin querer, cosechamos dudas y nos toca arar de nuevo. ¡¿Por qué no nacerán ya cultivados en el tema y listo?!
.

La música continúa…

…y se suma otra de mis propias pequeñas grandes voces, a raíz del post de anoche:

– Chicos, a su abuelo le encantó la primera canción. La mía.
– Es que él también vivió en el pasado, Mamá.
– Anna, tú también. El pasado es hace 5 minutos ¿sabías?

¡Qué lindo que tu hijo de 12 ponga todo en perspectiva! -léase ¿defienda mi juventud? 😉

Y ¡qué cierto y fuerte que lo que hoy vivas es sólo y exclusivamente en este preciso momento. Hoy es HOY y AHORA MISMO. Tómalo o el mismo momento, oportunidad, sentimiento y pensamiento, te deja.
Salu2 a to2,
Agus

¡Música, Maestro!

Esta noche, dos de mis hijos (8 y 9 años)  me escucharon cantar en voz alta “A shoulder to cry on” (video subtitulado en español abajo):

– ¡Ay, Mamá! Tu música era tan típica y lenta…

– ¡Sí! ¡Compará con “Happy”!

Y se pusieron a cantarme y bailarme la segunda canción que adjunto.

Sentí la necesidad de compartirlo para agradecerles a mis propias pequeñas grandes voces por dar en la tecla. Y también porque sé que a todos nos pasa que hay días que necesitamos un pequeño gran cambio de ritmo y melodía. Por eso existe PqGdVc:  Simple y felizmente porque los niños saben cómo cambiar las notas bajas por altas. Pues entonces: ¡Música, Maestro!