Casa tomada

casa corazónAcababa de nacer su hermanita y pidió salir a caminar porque…

“Mamá, me duele mi casa.”

Ana (3) México

Cuando llega un nuevo integrante a la familia, no sólo se tiene que hacer más espacio para acomodar nuevos muebles y artefactos, también hay que agrandar el corazón. Los padres tenemos la fortuna de que se ensancha en automático. Pero para las pequeñas grandes voces, el cardíaco, como cualquier músculo que se estira, puede doler al empezar a entender y querer a alguien más que no sea papá y mamá. Que lo puedan decir alivia a todos.

 

05-05-2013 01;30;01PMAyer cumplió años nuestra segunda hija y el recuerdo de la cara de “felicidad” de su hermano mayor cuando se la presentamos me llevó a publicar hoy esta anécdota tan sensible y real que me habían compartido. Unos años más tarde, se dió la segunda foto. O sea que el corazón, de verdad, crece con ellos.Ian y Anna

 

foto: http://birds-and-baking.tumblr.com/post/46128942057/kidstonscottage-kidstonscottage-shabby-chic
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s