Ojos que no ven, VOZ que reafirma

imageAlguna vez dije:DSC_0139[1] “Es mi intención sincera y deseo profundo que este libro [Xocolatl. El Xoloitzcuintle mexicano] nos haga pensar a todos hasta dónde llega nuestra mirada. ¿Se queda con lo que nuestros ojos ven a simple vista?.
image

Nunca imaginé que, en tan poco tiempo, experimentaría lo emocionante que es comprobar que tu deseo se haga realidad de la mano de alguien como L.F.:

– Dame tu mano, L.F. Este es Xocolatl. ¿Te gusta? ¿Lo sientes?
– Sí. Es calentito y suave.
– ¿Te da miedo?
– No.

imageL.F. (12) es invidente. Así y todo fue él quien hizo realidad la visión y misión de Xocolatl y me abrió los ojos aún más:  Para conocer de verdad a alguien hay que detenerse y acercarse, procurar un encuentro y espacio adecuado, no sentirse descuidado ni amenazado sino cómodo y tranquilo. Para conocer a alguien hay que extender la mano, alcanzarlo y estar en contacto.

Y así se dio el encuentro entre L.F. y Xocolatl el martes pasado. Claro que me hubiera gustado mucho más que L.F. pueda ver a Xoco con sus propios ojos. Pero yo sé que él  lo conoció mejor que quienes tienen xoloitzcuintles al alcance de su vista, pero tan sólo los miran de lejos y temen acercarse porque se quedan sólo con lo que sus ojos ven.

DSC_0114[1]

Los chicos del Hogar MH con Felipe, Xoco y las autoras

—xoxo—

A continuación, comparto algunas fotos de la presentación del martes 7 de Julio de 2015  en el Museo Dolores Olmedo, que abrió sus puertas para que Xoco recibiera la visita de nuevos amigos. Entre los niños que vinieron, estaban los del Hogar Monte Halac, una casa-hogar que los alberga y protege de situaciones de riesgo. Hace unos años que, con un grupo de amig@s, procuramos apoyar y colaborar con acciones puntuales y concretas. Esta vez fue con una pequeña gran campaña llamada “Regalando deseos”. Uno de los deseos fue conocer a Xocolatl ya que hace un mes habían recibido y leído el libro. Y otro deseo fue recibir un juguete y ropa para disfrutar durante estas vacaciones de verano.

A todas la personas que regalaron deseos, a todos en el Museo y a todos los que nos acampañaron de lejos y de cerca, GRaCiaS iNFiNiTaS. Como siempre, dando recibimos y aprendemos más. Por eso compartí primero la pequeña gran voz de L.F. Una voz que me abrió los ojos y el corazón.

Agustina

DSC_0122[1]DSC_0141[1]DSC_0158[1]DSC_0160DSC_0126[1]DSC_0057DSC_0006[1]DSC_0102[1]DSC_0089[1]DSC_0982[1]imageDSC_0983[1]imageimageimage

Anuncios

4 comentarios en “Ojos que no ven, VOZ que reafirma

  1. Agustina es hermoso lo que contás y la experiencia de L.F. pero realmente se ve mejor con los ojos del corazón, ellos nos permiten ver más allá de nosotros. FELICITACIONES!!! y que lo sigan difundiendo.

  2. Emocionante el relato de L.F. Quiero aprovechar para felicitar a ese “grupo de amigos” que colaboran con el Hogar Monte Halac… dar para recibir. 🙂

    • Muy emocionante. Ayer le contaba a una amiga que hay una foto que no puse porque mi cara es tan pero tan seria que parezco amargada, pero lo cierto es que estaba emocionada porque fue inmediatamente después de que L.F y Xocolatl hicieron contacto y cuando me dí cuenta de lo que acá comparto. Te la paso por privado… Y además de las felicitaciones a los amigos, que serán dadas, me quedo con “dar para recibir”. Super frase! Abrazos para uds!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s