¿Qué querés ser cuando seas GRANDE?

Anuncios

2 libros, 2 viernes segui2 y 2 lin2 regalos para mí

¿Les puedo compartir hoy dos pequeñas grandes alegrías que recibí en tan sólo 7 días? Un viernes una linda recomendación y crítica sobre KaZuRá y, al siguiente, la “fábrica” de Xocolatl: ayer se imprimieron 4 mil copias más simple y orgullosamente porque ¡la primera edición se agotó en menos de un año! Yo misma no lo creo y por eso lo digo y escribo y como Xoco exclamo: ¡Guauuuu!

Les dejo a continuación las dos publicaciones en Facebook al respecto.

Salu2, voces y ladri2

Agustina

 

¡Qué enCANTO!

image

© Reed Kaestner/Corbis

– No se canta en la mesa.

– No estoy cantando, Mamá. Estoy hablando con ritmo y alegría.

Anna (10)

Como siempre, en el tono de la pequeña gran voz está la clave. La buena o mala nota no la da lo que dice sino cómo lo dice. Entrenar nuestro oído de padre para decantar la rebeldía de la picardía puede ahorrarnos algunas batallas y ganarnos unas cuantas risas.
Buen lunes. Y buena sintonía y armonía con todos, grandes y pequeños, y, sobre todo, con un@ mism@.

Agustina

 

En cien años todos seremos …

© Copyright 2010 CorbisCorporation

© Tom & Dee Ann McCarthy/CORBIS

Su abuelo, ya medio pelón, regresó de la peluquería y preguntó:

– ¿Cómo me quedó el corte de pelo?

– Pues de aquí arriba… nada.

Diego (3) México

Los abuelos suelen no tener pelos en la cabeza. Los nietos, en la lengua. Pero ambas generaciones coinciden en algo: no tienen ni un pelo de tontos. Bien lo dijo el Papa Francisco: “Los niños y los ancianos construyen el futuro de los pueblos. Los niños porque llevarán adelante la historia, los ancianos porque transmiten la experiencia y la sabiduría de su vida. Esta relación, este diálogo entre las generaciones, es un tesoro que tenemos que preservar y alimentar”.

Agustina

 

DoRMiR en PaZ es ViViR en PaZ

GRaCiaS, LuCaS. Tu HiSToRia NoS SaLPiCa a ToDoS.

Esta mañana, cuando desayunábamos, yo ya había leído esta nota y, mientras tomábamos el desayuno, la comenté con los chicos. Algo recordaban de lo que yo les había compartido y publicado en el blog en Diciembre. Y aunque la clásica corrida de la mañana me limitó a un resumida sequela antes de terminar de desayunar, lavarse los dientes, buscar mochilas, subir al auto y correr a la parada, una voz de 9 años me pide antes de subir al bus:

– Mamá, cuando volvamos, ¿me mostrás las fotos de Lucas?
– ¿De tu primo?
– No. Del chico que porque estudió tanto ahora va al club y le consiguió trabajo a su mamá en McDonalds.

Yo ya estaba en el frenesí diario y mirando sólo mi propio círculo (y hasta por buscar fotos del viaje de su primo). Pero su corazón ya se había detenido y expandido porque había sintonizado con otra pequeña gran voz desde la empatía y la admiración.
Claramente, cuando algo de verdad llega al corazón de un niño, se instala en su pequeña gran mente y cobra mucha vida. De eso soy testigo y soy responsable por ser madre. Una linda y aterradora responsabilidad… pero una enorme bendición poder dialogar y escuchar a nuestras peqgrandes voces.

AbraZo y ZamBulliDa
Agus

Pequeñas Grandes Voces

image– Lucas, ahora que podés dormir en una cama, con un ventilador, ¿qué te pasa cuando cerrás los ojos? ¿Soñás? ¿Llorás? ¿Agradecés?

-No. Ahora cuando cierro los ojos, duermo.

……………….Y vuelve a tirarse, feliz por fin, a la pileta.

 

 

Quizás recuerdas a Lucas de esta nota de Diciembre: “Noticia para leer, ver y ESTUDIAR”. Hoy ya está en otro mejor plan. Todo gracias al esfuerzo y perseverancia de su propio estudio a pesar de vivir en la calle y de su pequeña gran edad de 12 años.

Disfruta el verano de Lucas aquí… y procura siempre (en todas las estaciones del año y de tu vida) dormir bien porque vives en paz dando tu mejor esfuerzo en todo, sin dejarte vencer por las circunstancias adversas.

AbrazoT y gran zambullida en la vida.

Agustina

 

Ver la entrada original

DoRMiR en PaZ es ViViR en PaZ

image– Lucas, ahora que podés dormir en una cama, con un ventilador, ¿qué te pasa cuando cerrás los ojos? ¿Soñás? ¿Llorás? ¿Agradecés?

-No. Ahora cuando cierro los ojos, duermo.

……………….Y vuelve a tirarse, feliz por fin, a la pileta.

 

 

Quizás recuerdas a Lucas de esta nota de Diciembre: “Noticia para leer, ver y ESTUDIAR”. Hoy ya está en otro mejor plan. Todo gracias al esfuerzo y perseverancia de su propio estudio a pesar de vivir en la calle y de su pequeña gran edad de 12 años.

Disfruta el verano de Lucas aquí… y procura siempre (en todas las estaciones del año y de tu vida) dormir bien porque vives en paz dando tu mejor esfuerzo en todo, sin dejarte vencer por las circunstancias adversas.

AbrazoT y gran zambullida en la vida.

Agustina