FestiviDAD vs. FestiWEEN

image(Publicado en LaNación)

– Mamá, Navidad y Halloween son enemigos.

– ¿Por qué?

– Porque Navidad es el cumpleaños de Jesús y Halloween es el cumpleaños del Diablo. Es como el agua y el fuego. (Anna,9)

¡Qué alivio y qué alegría me dió escuchar ésto! Porque llevo muchas “Noches de Brujas” viendo cómo ir contra la corriente del “dulce o truco”, sin lograrlo del todo y frustrándome completamente… Es muy difícil decirles a tus hijos que no salgan a la calle cuando el barrio entero está de fiesta, disfrazado y comiendo caramelos.

Lamentablemente uno cae en el “pues si no puedes vencerlos, únete”, ¿verdad? Sí, como yo. Aunque sea aclarándoles que es tan sólo un rato durante tan sólo un día para disfrazarse (¡y lindos, por favor!) – y para juntar caries y dolores de panza.

Por eso he decidido redefinir el “dulce o truco” a nuestro favor y como un ejercicio para la vida misma. Nuestros hijos no siempre se moverán en ámbitos con los mismos valores. Tendrán que saber estar donde son distintos y saber mantener lo que piensan, creen y sienten en lugares y con compañías que los desafiarán, cuestionarán, incomodarán y hasta provocarán.

Si los dejo encerrados en casa, aparatados del pulso del calendario, creo que los debilito. Si arriesgo a que se sumen es porque pretendo fortalecerlos. Lo que con tanto empeño, esfuerzo y, sobre todo, amor les inculco 24-7 los 365 días del año, no se puede borrar ni olvidar por recorrer el barrio con amigos y reclamar dulces una tarde. Si eso ocurre, algo mal estoy haciendo yo mañana, tarde y noche.

Es justamente cuando la corriente viene en contra que creo que no debo cerrar ni los ojos ni las puertas. Entonces prefiero aprovechar la oportunidad como un ejercicio de fortalecimiento personal y familiar. Lo que creemos firmemente, por lo que luchamos y educamos todos los días del año, jamás lo podrá tapar ni ocultar un disfraz.

A diario me esfuerzo por criar y educar pequeñas grandes personas que sean transparentes y genuinas en su sentir, claras y auténticas en su pensar, lúcidas y alegres en su actuar y así sepan iluminar sus propias vidas y las de los demás. Una tarde de una fiesta oscura a mí y a mi familia no nos van a apagar, engañar y, menos aún, cambiar. Una fecha en el calendario no nos vencerá. Al contrario, la vamos a aprovechar para fortalecer y reafirmar nuestros mejores valores.

Además, para mí, entre la Luz y la Oscuridad está clarísimo: ¿O acaso alguien conoce a algún niño que le tenga miedo al día? Entre la Luz y la Oscuridad, no hay mucho que pensar. Por eso mejor: ¡Pues, ya! hagámosle frente al Halloween y hagámonos fuerte ante esta realidad y adversidad. Y desde hoy mismo y con tiempo empecemos a prepararnos e ilusionarnos con la Luz de la Navidad.

Un abrAZo lleno de luZ

Agustina

Noticias de Boris…

Muro Social - Reforma 30 Oct 2016

Muro Social – Reforma 30 Oct 2016

Esta mañana me sorprendieron en el club entregándome el diario cuando estaba con mi hijo de 10.

– Mamá, vos decís que no, pero yo sí creo que sos famosa.

– No. No lo soy. Seguro. Ésto es una nota en el diario que me ayuda a que se conozca y se lea el libro. ¿Sabés qué es lo más importante y cuál es la mejor fama?

– No.

– Que salimos en social y no en policial 😉

No hay fama. Hay pasión. Y es tan lindo vivirla y, más aún, compartirla. Por eso, si esa bendición y alegría en mi vida de repente se reconoce, lo acepto y lo agradezco. ¡Muchas gracias, Reforma, por tan linda nota en el periódico de hoy!

Yo solo deseo poder seguir traduciendo mis latidos de letras en más libros que toquen corazones que leen, como el tuyo.

Te espero en Boris y el ajolote albino (Edelvives).

Un abrAZo de la A a la Z y de la Z a la A ida y vuelta…de páginas 😉

Agustina

Hijos de mi carne. Hijos de mi letra.

imageSi yo ya sentía que Boris era como un hijo más, pues confirmado: también se pasa a mi cama. Tres hijos me pidieron leer “Boris y el ajolote albino” en mi cama. Acepté. El mayor, adolescente, siguió con su celular, pero se explicó:
– Yo también ya lo empecé, Mamá.
– Ah, qué bueno…¿por dónde vas?
– Por la dedicatoria que me escribiste.

Me reí y lo abracé. Y también lo acepté. Ya descubrirá él que Boris también anda pendiente de su propio celular… Y así verá que yo lo entiendo más de lo que cree y que lo espero siempre en el texto con un mensaje… Que no es lo mismo que un mensaje de texto… 😉

Agustina

 

En casa de herrero, corazón contento

olor-a-libro-nuevo-de-mama¿Qué dijeron mis pequeñas grandes  voces sobre el nuevo libro?

Uy, pero éste es más grande y largo, Má.

-Sí, porque ustedes están más grandes y largos, también.

-Pero, Má, yo tengo que terminar otro.

-Yo también. La Miss de Español nos acaba de dar uno nuevo.

– Ok. -miré algo desconcertada a mi marido que sacaba la foto grupal del sofá para continuar la tradición. Alcancé a reirme y compartirle: “Y bueh… Es así, ¿no? En casa de herrero, cuchillo de palo.”

Pero ni él me prestó atención porque ya estaba enfocando a quien escuché decir bajo el libro: “Ay, ¡qué rico! Olor a libro nuevo de Mamá…”

Y mi corazón estalló de contento.

Agustina