Historia de un nombre. Nombre con historia

img_4645Ya le urgía a mi ajolote su nombre. Eso de llevarlo a pasear, compartir y entregar “Boris y el ajolote albino” (el libro que me inspiró a adoptarlo) sin presentarlo formalmente carecía de educación. Aunque fue gran diversión. Voy a extrañar la interacción de estas semanas con ustedes quienes en persona, por correo o whatsapp, me propusieron tan buenos nombres. Sigue leyendo

Anuncios

La tecnología envejece

image– Mamá. Me siento vieja.

– ¿Vieja? ¿Por qué?

– Porque cuando era chica no existía Snapchat.

 

Mmmm, ay, arghhh. No sé si:

a) llorar porque cuando yo era chica no existía la tele color o el teléfono con teclas… menos aún los celulares e internet y el correo llevaba estampilla y no un @ punto com.

b) sonreir porque, con apenas 11 años, siente el paso del tiempo y puede comprender a su madre que tiene más de  3 décadas que ella…

Me da lo mismo en realidad. Porque ninguna postura cambiaría que, aunque la tecnología avanza a pasos acelerados, nada de lo que se ha inventado reduce, alarga o modifica las 24 horas que dura el día. Por eso lo más sabio es siempre vivir solo por hoy… porque a cada día le basta su propio #hashtag 😉

Agustina

Catrina, consigna. Ajolote, ¡regalote!

Ganadores con sus libros

Ganadores con sus libros

El Museo Dolores Olmedo, una vez más, me hizo agradecer y disfrutar una tarde llena de cultura. ¡De verdad, cómo disfruto cada vez que voy! Algo mágico me sucedió con el museo desde la publicación de Xocolatl. Que México es pura cultura lo sabía yo antes de vivir aquí. Que me sienta en casa en el “Espacio de Frida y Diego” es un “regalote” inesperado, pero muy valorado, que me dio este país.

Este 2 de Noviembre fui invitada nuevamente a ser jurado del Desfile de Catrinas. El año pasado quedé impactada. Tanto que no pensé que este año podría sorprenderme aún más. Pero me equivoqué. Gratamente me equivoqué mucho.

PeqGrandes Voces juegan a ser jura2

PeqGrandes Voces juegan a ser jura2

Me habían anunciado que, para este concurso de catrinas los tres primeros puestos de la categoría niños, obtendrían de premio mi libro “Boris y ajolote albino”. Y también, por supuesto, “Xocolatl. El xoloitzcuintle mexicano” ya que a él le debemos nuestra gran amistad con el MDO. Lo que no supe de antemano y me emocionó mucho fue que la consigna de este año era “La Catrina Xochimilca”.

Entre ajolotes

Entre ajolotes

dsc_0025

¡Salvemos al ajalote!

¡No les puedo explicar la emoción de ver tantos disfraces con ajolotes! Este animal endémico de Xochimilco se sumaba a muchos coloridos disfraces que recorrían las pasarelas con uno de los mensajes importantes, cultural y literario, que recorren los renglones de mi libro.

AbrazoT de ajoloT- literal

Abrazote de ajolote- ¡literal!

Muchas gracias, amigos del Museo Dolores Olmedo, por invitarme a otra aventura de cultura y sumar mi literatura.

Les dejo un abrazoT de ajoloT y más fotos del evento con un clic aquí,

Agustina

Vivir la muerte con Xoco y Boris

boris-y-xoco-muerte Xoco y Boris quieren ayudarte a vivir la muerte. Así de buenos amigos son estos personajes: saltan de la ficción para ser parte de  la acción de nuestra vida. Y nuestra muerte. Haz clic en las imágenes de abajo para saber sobre calaveras, Xolotl y los perros del inframundo…

FestiviDAD vs. FestiWEEN

image(Publicado en LaNación)

– Mamá, Navidad y Halloween son enemigos.

– ¿Por qué?

– Porque Navidad es el cumpleaños de Jesús y Halloween es el cumpleaños del Diablo. Es como el agua y el fuego. (Anna,9)

¡Qué alivio y qué alegría me dió escuchar ésto! Porque llevo muchas “Noches de Brujas” viendo cómo ir contra la corriente del “dulce o truco”, sin lograrlo del todo y frustrándome completamente… Es muy difícil decirles a tus hijos que no salgan a la calle cuando el barrio entero está de fiesta, disfrazado y comiendo caramelos.

Lamentablemente uno cae en el “pues si no puedes vencerlos, únete”, ¿verdad? Sí, como yo. Aunque sea aclarándoles que es tan sólo un rato durante tan sólo un día para disfrazarse (¡y lindos, por favor!) – y para juntar caries y dolores de panza.

Por eso he decidido redefinir el “dulce o truco” a nuestro favor y como un ejercicio para la vida misma. Nuestros hijos no siempre se moverán en ámbitos con los mismos valores. Tendrán que saber estar donde son distintos y saber mantener lo que piensan, creen y sienten en lugares y con compañías que los desafiarán, cuestionarán, incomodarán y hasta provocarán.

Si los dejo encerrados en casa, aparatados del pulso del calendario, creo que los debilito. Si arriesgo a que se sumen es porque pretendo fortalecerlos. Lo que con tanto empeño, esfuerzo y, sobre todo, amor les inculco 24-7 los 365 días del año, no se puede borrar ni olvidar por recorrer el barrio con amigos y reclamar dulces una tarde. Si eso ocurre, algo mal estoy haciendo yo mañana, tarde y noche.

Es justamente cuando la corriente viene en contra que creo que no debo cerrar ni los ojos ni las puertas. Entonces prefiero aprovechar la oportunidad como un ejercicio de fortalecimiento personal y familiar. Lo que creemos firmemente, por lo que luchamos y educamos todos los días del año, jamás lo podrá tapar ni ocultar un disfraz.

A diario me esfuerzo por criar y educar pequeñas grandes personas que sean transparentes y genuinas en su sentir, claras y auténticas en su pensar, lúcidas y alegres en su actuar y así sepan iluminar sus propias vidas y las de los demás. Una tarde de una fiesta oscura a mí y a mi familia no nos van a apagar, engañar y, menos aún, cambiar. Una fecha en el calendario no nos vencerá. Al contrario, la vamos a aprovechar para fortalecer y reafirmar nuestros mejores valores.

Además, para mí, entre la Luz y la Oscuridad está clarísimo: ¿O acaso alguien conoce a algún niño que le tenga miedo al día? Entre la Luz y la Oscuridad, no hay mucho que pensar. Por eso mejor: ¡Pues, ya! hagámosle frente al Halloween y hagámonos fuerte ante esta realidad y adversidad. Y desde hoy mismo y con tiempo empecemos a prepararnos e ilusionarnos con la Luz de la Navidad.

Un abrAZo lleno de luZ

Agustina

Noticias de Boris…

Muro Social - Reforma 30 Oct 2016

Muro Social – Reforma 30 Oct 2016

Esta mañana me sorprendieron en el club entregándome el diario cuando estaba con mi hijo de 10.

– Mamá, vos decís que no, pero yo sí creo que sos famosa.

– No. No lo soy. Seguro. Ésto es una nota en el diario que me ayuda a que se conozca y se lea el libro. ¿Sabés qué es lo más importante y cuál es la mejor fama?

– No.

– Que salimos en social y no en policial 😉

No hay fama. Hay pasión. Y es tan lindo vivirla y, más aún, compartirla. Por eso, si esa bendición y alegría en mi vida de repente se reconoce, lo acepto y lo agradezco. ¡Muchas gracias, Reforma, por tan linda nota en el periódico de hoy!

Yo solo deseo poder seguir traduciendo mis latidos de letras en más libros que toquen corazones que leen, como el tuyo.

Te espero en Boris y el ajolote albino (Edelvives).

Un abrAZo de la A a la Z y de la Z a la A ida y vuelta…de páginas 😉

Agustina