¡HoHórale!, dice Charro Noel

img_5047Me siento el charro más navideño y el Papa Noel más mexicano. Y quiero agradecerlo. Porque a la alegría propia de la época de fiestas, se le suma la de que me pidan libros dedicados para regalar por Navidad o por despedida de México.

Me siento honrada y agradecida de que quieran que mis letras formen parte de momentos tan especiales compartidos con familia y amigos. Pues entonces:
¡HoHórale!

¡Feliz Navidad, linda y querida!   Y feliz lectura.

Agustina

Anuncios

Mes lleno de letras, corazón contento

Noviembre fue el mes de mayor aventura de cultura, lectura y literatura… O sea, felicidad pura.

Les dejo dos enlaces que lo atestiguan y un abrAZo de A a Z, ida y vuelta. De Z a A también.

Agustina

Una voz para sobrevivir este mes: #NoEstresciembre

Oficialmente ya llegó el mes de “Estresciembre”. Un mes de 31 días, pero con 11 cenas de fin de año, 17 brindis, 9 desayunos a título de “veámonos antes de las fiestas”, 4 platos que te tocan cocinar, miles de Santa Claus clonados por toda la ciudad, 3 amigos secretos para sorprender, todos los parientes para saludar y 5 colectas de juguetes para donar y tantas sorpresas como podamos comprar. Ya para cuando llega el día 25 se nos agotaron las horas, los saldos, el presupuesto, las ideas y la energía. Justamente para la celebración del año en que necesitamos estar bien y poder conectar emocional y espiritualmente con nosotros mismos y los demás llegamos abrumados. La sumatoria de eventos y pendientes, regalos y recetas, tarjetas navideñas y de crédito logran que lleguemos apurados, cansados y hasta insatisfechos porque hubiéramos querido lograr y abarcar más.

Lo irónico es que, en realidad, no hay matemáticas involucradas en la Navidad. De hecho, es un acontecimiento único, puntual y específico que se renueva una vez por año en cada uno de nuestros corazones de manera personal para que podamos recibir el mejor regalo. Ese de incalculable valor. Un regalo único e insuperable que envuelve el sentimiento humano por excelencia. Ese que todo lo abarca, lo contiene y lo puede de manera simple y extraordinaria a la vez: EL AMOR.

Jesús llegó al mundo sin lista de preparativos ni previo aviso. Sino no hubiera nacido a medio camino… Seguro que María y José hubieran preferido otras comodidades, lugares y cuidados para su fecha de parto. Pero fue en un pesebre del establo…

Esto me dice que desde toda la eternidad estuvo claro: Jesús no nació para enseñarnos sobre los números, cálculos, cantidades, porcentajes o proporciones de nuestras vidas. Pero sí nació para regalarnos la PLENITUD y TOTALIDAD DE UN SENTIDO DE VIDA.

Entonces ¿por qué nos estresamos justo para celebrar el día en que Él nació? Creo que, sin darnos cuenta, nosotros mismos nos boicoteamos con la constante mención y referente numérico de la cuenta regresiva. ¿O acaso no estamos ya todos repitiendo frases clásicas como “Increíble que ya estamos en Diciembre” o “Ya no falta nada para Navidad”? No niego que cerrar un año tiene lo suyo y es importante en lo personal, escolar y laboral. Pero no sumemos a lo que sobra. Saquemos la Navidad del calendario y del recetario, de los reportes y notificaciones, de las listas de pendientes y hojas de balance. Sé que no es fácil pero…
… Planeemos encuentros que no tengan precio y dejen un saldo positivo.
….Apostemos por los cambios de actitud y no de regalos.
… Mantengamos los códigos de respeto y no de barras.
… Tengamos en cuenta sin llevar la cuenta.
… Evitemos excesos de compra y la comparación. Invirtamos más en la comprensión y compasión.

Que lo que haya sea suficiente porque damos sin esperar y amamos sin medida. Cuando el inevitable frenesí nos alcance- que te aseguro que lo hará-, paremos la pelota y recordemos que lo que de verdad vale la pena no vale en pesos. Lo más valioso que podés regalar y regalarte esta Navidad son demostraciones de amor y espacios de encuentros verdaderos y sinceros. Tenelo siempre en cuenta y sumate: #NoEstresciembre

Gran abrAZo de la A a la Z  lleno de pAZ.

Agustina

Fuente orginal de la foto: GettyImagesRF

Historia de un nombre. Nombre con historia

img_4645Ya le urgía a mi ajolote su nombre. Eso de llevarlo a pasear, compartir y entregar “Boris y el ajolote albino” (el libro que me inspiró a adoptarlo) sin presentarlo formalmente carecía de educación. Aunque fue gran diversión. Voy a extrañar la interacción de estas semanas con ustedes quienes en persona, por correo o whatsapp, me propusieron tan buenos nombres. Sigue leyendo

La tecnología envejece

image– Mamá. Me siento vieja.

– ¿Vieja? ¿Por qué?

– Porque cuando era chica no existía Snapchat.

 

Mmmm, ay, arghhh. No sé si:

a) llorar porque cuando yo era chica no existía la tele color o el teléfono con teclas… menos aún los celulares e internet y el correo llevaba estampilla y no un @ punto com.

b) sonreir porque, con apenas 11 años, siente el paso del tiempo y puede comprender a su madre que tiene más de  3 décadas que ella…

Me da lo mismo en realidad. Porque ninguna postura cambiaría que, aunque la tecnología avanza a pasos acelerados, nada de lo que se ha inventado reduce, alarga o modifica las 24 horas que dura el día. Por eso lo más sabio es siempre vivir solo por hoy… porque a cada día le basta su propio #hashtag 😉

Agustina

Catrina, consigna. Ajolote, ¡regalote!

Ganadores con sus libros

Ganadores con sus libros

El Museo Dolores Olmedo, una vez más, me hizo agradecer y disfrutar una tarde llena de cultura. ¡De verdad, cómo disfruto cada vez que voy! Algo mágico me sucedió con el museo desde la publicación de Xocolatl. Que México es pura cultura lo sabía yo antes de vivir aquí. Que me sienta en casa en el “Espacio de Frida y Diego” es un “regalote” inesperado, pero muy valorado, que me dio este país.

Este 2 de Noviembre fui invitada nuevamente a ser jurado del Desfile de Catrinas. El año pasado quedé impactada. Tanto que no pensé que este año podría sorprenderme aún más. Pero me equivoqué. Gratamente me equivoqué mucho.

PeqGrandes Voces juegan a ser jura2

PeqGrandes Voces juegan a ser jura2

Me habían anunciado que, para este concurso de catrinas los tres primeros puestos de la categoría niños, obtendrían de premio mi libro “Boris y ajolote albino”. Y también, por supuesto, “Xocolatl. El xoloitzcuintle mexicano” ya que a él le debemos nuestra gran amistad con el MDO. Lo que no supe de antemano y me emocionó mucho fue que la consigna de este año era “La Catrina Xochimilca”.

Entre ajolotes

Entre ajolotes

dsc_0025

¡Salvemos al ajalote!

¡No les puedo explicar la emoción de ver tantos disfraces con ajolotes! Este animal endémico de Xochimilco se sumaba a muchos coloridos disfraces que recorrían las pasarelas con uno de los mensajes importantes, cultural y literario, que recorren los renglones de mi libro.

AbrazoT de ajoloT- literal

Abrazote de ajolote- ¡literal!

Muchas gracias, amigos del Museo Dolores Olmedo, por invitarme a otra aventura de cultura y sumar mi literatura.

Les dejo un abrazoT de ajoloT y más fotos del evento con un clic aquí,

Agustina

No solo Calaveras: Xolos y Axolotl

image image“Nunca en mi vida, pensé que, en el nombre de la muerte, se podía congregar y evocar tanta alegría, dulzura y ganas de vivir.” (Boris y el ajolote albino, p.158)

image

¡Ajolotes por Reforma!

Si, como Boris y como yo,  vives en CDMX,  este año tuviste la suerte de vivir un Día de Muertos sin precedente gracias a un mega desfile, donde la muerte reactivó nuestros cinco sentidos, nos aceleró el pulso y aumentó nuestros latidos. Si hasta el video que te muestro lo logra, ni imaginar si estabas presente en ese evento “en muerto y en directo”.

Xolos preguntándo por Xocolatl ;-)

Xolos preguntándo por Xocolatl 😉

Estamos vivos y vivimos. ¡Viva el Día de Muertos!

Un abrAZo de vida y pAZ de la A a la Z.

Agustina